Archivo | Sexualidad RSS feed for this section

El acto sexual en el siglo XXI

28 Oct

En la sociedad se han posicionado con gran fuerza ciertos estereotipos acerca de lo bello y lo sexy. No podrás ser guapo ni mucho menos sexy, si no eres talla S, no mides más de 1.60 cm o no tienes los ojos azulesverdosos o aquaturquesa. La publicidad y los medios de comunicación han taladrado la mente de la humanidad con estas etiquetas y guiones desde tiempos inmemorables, pero lo que hay que preguntarse es ¿Quién reúne verdaderamente los requisitos para ser sexualmente bello? 10302261_810836695640416_5552766504891697531_n   Desde niños nos hacen pensar que mientras más delgados y más guapos seas, más relaciones sexuales llegarás a tener. Pero estas ideas a más de estar muy lejos de la realidad, se encuentran clavadas como estacas en una sexualidad crucificada por los estereotipos sociales.     En base a mi experiencia en publicidad y como una experta certificada en Photoshop puedo asegurarles que ni las modelos de revista cumplen con las altas expectativas que tanto tratamos de imitar. phi Si nos centramos en el sobrepeso como un problema de salud, estaríamos en la ventanilla correcta, como dicen médicos y expertos, esta comprobado que es necesario una alimentación saludable además de ejercicio para mantener el cuerpo sano y que nuestros órganos no vayan fallando de forma anticipada. Pero catalogar al sobrepeso como un indicativo del placer sexual es un completo error, por no decir que ha sido el pecado castrador de una sociedad llena de prejuicios. Debemos ser conscientes que todo impulso o concepción de lo bello surge y se desarrolla en el cerebro. Nuestros sentidos reaccionan ante un estímulo, el cual puede resultar atractivo o desagradable. Cuantas veces escuchamos a las mujeres decir que están a dieta porque se ven gordas, que se sienten poco atractivas, que ya no comen cierto alimento porque las hace engordar y a escondidillas atacan la bolsa de dulces para después sentirse culpables. El sexo masculino también pasa por estas frustraciones sexuales, de este juego nadie se salva; al no poder encajar en el modelo del hombre perfecto, el príncipe azul y todas esas payasadas que nuestra sociedad ha creado, surgen esos proyectos fallidos de ir al gimnasio al iniciar el año “para sacar más músculo y estar en forma”, proyectos que han terminando como sueños inconclusos y frustraciones personales. En este punto de la historia me permito citar a Sylviane en su obra la Metafísica de los sexos. sexo-tauro El deseo y el acto sexual no es mas que enfrentarse a las sensaciones, al sentimiento de placer o de pena, al deseo, al miedo y al terror, su destino dependerá únicamente de la forma en que sepan superar sus pasiones.   De eso se trata señores, debemos superar las barreras, romper los estereotipos, superar las pasiones propias y encontrarnos en un solo cuerpo, que aunque humano y por lo tanto imperfecto jamás llegaran a ser una Afrodita ni un Adonis abrillantado. Porque mejor no dejamos esos cuentos a la suculenta mitología griega y empezamos a vivir nuestros propios sentires y placeres. ¿Sabía usted que el órgano más extenso del cuerpo humano es la piel? A través de él podemos apreciar infinitas sensaciones; caricias, susurros, temperaturas, dolor, placer, entre otros. Esas sensaciones pueden generar en el cuerpo humano un estado de éxtasis jamás descrito o calculado en otras especies. ¿A caso no es hora de parar de reprimirnos y empezar a disfrutar de nuestros maravillosos cuerpos? He decidido escribir sobre este tema porque he podido ver ese deseo desesperado por luchar cada día en contra de nosotros mismos, luchar contra quienes somos, contra lo que somos, peleamos a capa y espada contra nuestro reflejo en el espejo. Lo correcto sería aceptarnos y ver más por nuestra salud física y emocional que por como nos ve la sociedad. Empecemos a amar el YO que se posa vencido frente al espejo. Esto podría considerarse un bullying sexual, si señores, en nuestro tiempo y durante décadas hemos vivido con él. No estoy a favor ni aplaudo a la promiscuidad ó al sexo indiscriminado, mi postura no tienen nada que ver con ese tema. Pero, porqué a una mujer que desea tener sexo ocasional se le debe tildar de “rápida” y los hombres son aplaudidos en la misma situación. ¡No joda! todos tenemos derecho a coger. Menciono al bullying porque este término se fundamenta en una conducta social que alude a un comportamiento dirigido contra una persona, bajo un determinado estereotipo, en donde se la tiende a aislar y a discriminar. Y esta acción tan repudiable se promueve, porque la discriminación tiene un sustento y aceptación grupal. screenshot_165 Levante la mano quien se ha sentido alguna vez discriminado porque es gordita o gordito, esta muy flaco o tiene la piel de un color distinto al de la mayoría; que hay de los que prefieren alguien del mismo sexo, las chicas que no se maquillan, los chicos que tienen espinillas, los que usan lentes o no tienen músculos; o aquellas mujeres quisieron tener sexo por placer o decidieron no tenerlo hasta cierta edad. Seguro todos alguna vez estuvieron en esos zapatos. Un artículo de un periódico local titulaba que las mujeres ahora conocen más sobre la anticoncepción, es decir, conocen más sobre su sexualidad y sus derechos; son libres de tomar la decisión de no concebir al tener relaciones sexuales. De alguna forma eso es un avance, derrocar la creencia que la Santa Iglesia ha impuesto por siglos; el sexo por placer más allá de la reproducción. Muchas mujeres en la actualidad se han unido a esta idea y creen que no hay necesidad de tener una pareja, novio, esposo o estar atado a alguien para disfrutar del acto sexual de manera responsable. O simplemente sentirse feliz y plena con su sexualidad, su cuerpo y sus deseos; lo que considero un avance aun mayor. Me acuerdo a las frases de la abuelita, que decían hija mía si quieres brillar solo ponte en los zapatos de los demás, y estaba en lo correcto, que seria de las relaciones sociales sin la empatía. Seguramente viviríamos en guerras hittlerianas hasta el fin de la humanidad. Algo que aun queda en entredicho. Escuchaba, la otra noche en la parada de bus, a una chica hablar con su amiga sobre su divorcio y decía que una de las razones para que su relación terminara era la falta de experimentación o de apertura de su ex pareja a cosas nuevas en la cama. ¿Cuán importante es esto también para las mujeres verdad? La falta de comunicación acerca del tema nos hace tan escépticos al momento de creer mas allá de lo que las sociedad nos ha planteado. La sexualidad afecta todo el ser, toda la vida de una persona, pues el ser humano es sexuado. La sexualidad es una dimensión intrínseca de la persona humana, no se puede prescindir de la sexualidad. La forma de asumir la sexualidad afecta el cuerpo, las emociones, los sentimientos más íntimos, las relaciones interpersonales, la manera de ver la vida, el mundo, en definitiva, la felicidad. La sexualidad y la felicidad están íntimamente relacionadas. sexo Para terminar, solo puedo invitarles a participar de este juego. De aceptarnos tal como somos, de explorar nuestros cuerpos, de sentir con la piel a ojos cerrados, de decidir por nuestra sexualidad sin tomar en cuenta el que dirán. Experimentemos esas sensaciones de forma responsable y placentera, aceptemos que los tiempos han cambiado y que depende de cada uno el romper con todos esos estereotipos superficiales que la sociedad a inventado para dominar el mercado. No permitamos que nos conviertan en simples objetos de compra y venta, seamos libres y empecemos a disfrutar del sexo sin frustraciones.

Anuncios